Informe grafológico del autógrafo Maurice Ravel

Los rasgos del autógrafo de Maurice Ravel (Ciboure 7-3-1875 / París 28-12-1937) muestran una personalidad equilibrada. Además, nos dicen que se deja influir por los demás (los melómanos advierten ciertas influencias de Liszt y otros compositores), y, al mismo tiempo, que es muy reticente a aceptar normas. Quiere ser independiente y huye de los convencionalismos; su rigidez de conducta llega a reflejarse en su obra, lo que le valió el sobrenombre de “el relojero suizo”. Se trata, en todo caso, de un individuo detallista y metódico.

 

         Es una persona orgullosa, consciente de su propia valía y se siente triunfador; se preocupa por la crítica y demuestra afán por sobresalir. Su escritura indica cierto aislamiento, frecuente en artistas; es un hombre bastante reflexivo, con una gran vida interior que le hace sentirse un poco en las nubes. Tiene dificultades para entrar en contacto social, debido a su timidez.

 

         Algunos rasgos parecen indicarnos que sobrevalora el dinero, bien por antiguas estrecheces o bien, como parece más probable, por no saber administrar adecuadamente sus bienes como ocurre, a veces, con personas demasiado generosas. Para terminar, añadir que es una persona libre, que dedica su vida a hacer aquello que le parece mejor y a hacerlo de la mejor manera posible.

  

Alfredo Vidal

Miembro de la Sociedad Aragonesa de Grafología y socio del Ateneo.

 

 

 

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s