Ramiro I, Rey de Aragón

Nunca sabremos la verdad acerca de si Ramiro I primer rey de Aragón era hijo natural, bastardo o legítimo del rey Sancho III el Mayor, sin embargo, trataremos de dar a conocer ciertos hechos que, hermanados con ciertas leyendas, han hecho de este rey que no se le conozca como es debido y en justicia y lo que trato de hacer es dar una respuesta al verdadero conocimiento del mismo.

Las opiniones de los historiadores las hay para todos los gustos, los más se inclinan porque fue hijo natural, otros que bastardo, y los menos que fue legítimo. ¿En qué se basa cada uno de ellos? Los historiadores serios, por ejemplo Zurita, aunque le hacen ser hijo natural, lo dejan en una incógnita; otros historiadores argumentan como verdaderas las leyendas que han copiado de documentaciones erróneas.

Jerónimo Zurita afirma que Ramiro nace de la unión de Sancho III el Mayor con la señora de Aybar, llamada doña Sancha, afirmando que este nacimiento es anterior al matrimonio del monarca pamplonés con la condesa de Castilla, doña Mayor, que otros llaman doña Elvira. Desde aquí se suscita la gran cuestión que se ha especulado con el nacimiento de Ramiro.

La rivalidad entre los descendientes d Sancho III es históricamente manifiesta por los hechos ocurridos posteriormente; luchas entre los hermanos que finalizan con la batalla de Atapuerca entre Fernando y García, muriendo en la misma el rey de Pamplona.

Como Ramiro I se pone de parte de su sobrino Sancho, hijo de García, para deslegitimar al rey de Aragón, se inventa una leyenda, procedente de Castilla que he resumido y dice lo siguiente fundamentalmente: “En una de las salidas de Pamplona, el rey Sancho III el Mayor, ordena que nadie monte su caballo preferido; el infante García, primer hijo de doña Mayor, aprovechando la ausencia de su padre, pretende hacer uso de él, prohibiéndoselo su madre. La ira del infante le lleva a acusar a su madre de adulterio, haciendo causa común el resto de los hermanos, excepto Ramiro. Esta acusación tan grave acaba condenando a doña Mayor a la hoguera. Es entonces, cuando Ramiro, que era varón noble y prudente, además de muy hábil en el manejo de las armas, dolido por la injuria de sus hermanos, se ofrece a batirse contra cualquier hombre, en defensa de la reina. Este lance caballeresco reponía el honor de la reina y quedaba en evidencia la palabra de García y sus hermanos que la habían acusado.

Si esa intervención de Ramiro hubiera sido verdad (que es mucho suponer), lo primero queme viene a la memoria es que el infame y mentiroso príncipe García no reciba ningún castigo, como tampoco el resto de sus hermanos, Fernando y Gonzalo. Ramiro, hijastro de doña Mayor, es prohijado por aquel curioso rito de meterlo y sacarlo de las faldas de su nueva madre.

Esta leyenda es totalmente absurda. El rey no castiga a los infantes; el hijastro defiende a su madrastra y, por último, nadie se presenta a batirse con Ramiro. Resumiendo, que hay una serie de despropósitos que si hoy es muy difícil de comprender, mucho más lo era en la Alta Edad Media.

Volviendo a la legitimidad o no del nacimiento de Ramiro, surgen muchas dudas. En primer lugar; Sancho III lo considera hijo legítimo y lo incluye en el testamento en igualdad de condiciones que al resto de sus hermanos. En el Archivo Histórico Nacional, el testamento dice así; “Sancho, por la gracia de Dios, rey, doy mi tierra a ti Ramiro, hijo mío, a saber, desde Matidero hasta Vadoluengo, con toda integridad. Te doy la tierra para que la tengas, hayas y poseas por todos los siglos….”

En segundo lugar, hay otro hecho significativo y muy importante; a la muerte de don Gonzalo, rey de Sobrarbe y Ribagorza, asesinado por un vasallo suyo en Lascorz, año 1043; estos dos estados pasaron a formar parte del patrimonio de Ramiro y a petición de los concejos y nobles de los dos territorios. Si Ramiro no hubiese sido hijo legítimo, los dos Estados hubieran pasado a ser patrimonio del primogénito García rey de Pamplona, sin embargo, nadie protesta por tal donación, que ha perdurado hasta hoy.

Y en tercer lugar, Ramiro, que tiene cuatro hijos legítimos y uno natural, sí hace distinciones, incluso en su testamento nombra a sus hijas, en caso de muerte de los varones para que puedan heredar el reino; instituye un sistema jurídico nuevo, llamado “El Casamiento en Casa”, de gran valor en la historia del reino de Aragón.

La pregunta ahora es la siguiente; ¿era bígamo Sancho III el Mayor? Si Ramiro nace de la anterior unión a doña Mayor de Castilla, quiere decir que en primer lugar estuvo casado con doña Sancha de Aybar y por lo tanto al repudiarla, el rey casó con la condesa de Castilla, sin tener la nulidad de su anterior matrimonio. Por lo tanto, Ramiro nunca fue hijo bastardo, ni natural, era hijo legítimo de una unión anterior que el monarca pamplonés realizó con la señora de Aybar. Ésta es mi respuesta a tan controvertida disputa sobre el origen de Ramiro I, primer rey de Aragón, Sobrarbe y Ribagorza.

Escrito íntegro de D. GONZALO MARTINEZ GRACIA,
VICEPRESIDENTE DEL ATENEO DE ZARAGOZA.

Advertisements
This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s